Puntos de carga de coches eléctricos en Madrid para comunidades

La instalación de puntos de carga de coches eléctricos en Madrid, en entornos de comunidades de vecinos, es una actividad que está en pleno auge gracias a las numerosas ventajas que supone contar con esta solución a escasos metros de la puerta de casa.

Los puntos de carga de coches eléctricos en Madrid, tanto públicos como privados, no paran de crecer, en paralelo al incremento de la apuesta de los conductores por vehículos movidos por energías limpias y que puedan hacer frente a los carburantes convencionales y nocivos para el medio ambiente.

No obstante, se considera que la red de infraestructuras de carga repartidas por la geografía española aún es insuficiente teniendo en cuenta la expansión de estos automóviles, por lo que empresas y particulares buscan fórmulas para contar con sus propios recursos para tener sus coches siempre a punto.

Uno de los recintos en los que es más común instalar puntos de carga de coches eléctricos en Madrid son las comunidades de vecinos pero, al ser un área que se comparte con tantas otras personas, propietarias de viviendas y sus respectivas plazas de garaje, se debe pasar por un trámite previo para obtener los permisos y así empezar a cargar sus automóviles para garantizar la movilidad durante la siguiente jornada.

De hecho unos de los retos de la movilidad electrica es mejorar los puntos de carga distribuidos a lo largo de la ciudad.

Comunidades de vecinos: ¿cómo instalar puntos de carga de vehículos eléctricos en Madrid?

Si te has decidido a optar por la comodidad y la fácil accesibilidad de instalar puntos de carga de vehículos eléctricos en Madrid o híbridos, es el momento de iniciar el proceso, que, al fin y al cabo, es un mero trámite para contar con el beneplácito de tus vecinos y así evitar posibles problemas por no haber hecho las cosas bien desde el principio.

Antes de contactar con una empresa instaladora de confianza de puntos de carga de vehículos eléctricos, debes atender a lo que dice la Ley de Propiedad Horizontal sobre estas modificaciones en sus infraestructuras, como sería el caso de la colocación de estos equipos.

Si nos dirigimos al artículo 17.5 de este reglamento, podemos leer lo siguiente:

“La instalación de un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado en el aparcamiento del edificio, siempre que éste se ubique en una plaza individual de garaje, sólo requerirá la comunicación previa a la comunidad. El coste de dicha instalación y el consumo de energía correspondiente serán asumidos íntegramente por el o los interesados directos en la misma”.

Al considerarse que se está manipulando un dispositivo común, se entiende como necesario el hecho de recabar la autorización para conectar la derivación.

Por tanto, con una simple comunicación escrita formal dirigida a quien ocupe el cargo de la presidencia de la comunidad de vecinos (o administrador de la finca, en su defecto), bastaría para acometer este trabajo.

Existen excepciones en distintos supuestos en los que sí necesitarías el visto bueno de los demás vecinos y no sólo la emisión de un escrito informativo: cuando, por cuestiones estructurales, se requiere la conexión a un contador comunitario o si, para este trabajo, se debe hacer una preinstalación del edificio.

En qué consiste la instalación de puntos de carga en comunidades de vecinos

Ten en cuenta que los gastos asociados a la propia instalación y su correspondiente consumo de energía correrán siempre a cargo del propietario e interesado en realizar esta instalación, gracias a un dispositivo que se coloca junto al punto de carga, conocido como derivación, que se conecta a los contadores de la vivienda particular.

De esta forma, se instalan todos los elementos necesarios para realizar la carga del vehículo con eficiencia y rapidez, conectados a los contadores particulares para conocer el consumo tras cada mes y así pagar la cuantía que corresponde exactamente a cada propietario de la plaza de garaje en la que se sitúe.

Qué empresa contratar para instalar estos equipos

Una de las bases del éxito en este procedimiento es que se escoja la empresa dedicada a estas actividades que más profesionalidad, seriedad, calidad, seguridad y eficiencia garantice.

Termired es un servicio con una amplia experiencia en la instalación de estos equipos, en busca de abastecer a los conductores que apuestan por el nuevo paradigma de movilidad, más limpio y comprometido con la sostenibilidad del medio ambiente.

En nuestra empresa, atendemos cada caso de manera personalizada, por lo que escuchamos las impresiones y necesidades de nuestros clientes para escoger el dispositivo más adaptado a sus características.

De esta forma, siempre podrás contar con un punto de carga que optimizará al máximo cada proceso de carga de sus baterías, ya se trate de un coche eléctrico, híbrido o una moto movida con estas tecnologías, siempre en función de sus especificaciones para procurar la máxima satisfacción de nuestros clientes con nuestro trabajo.

Contacta con nosotros e instalaremos el punto de carga de vehículos eléctricos, ya sea en una comunidad de vecinos o en cualquier otro recinto (parkings, empresas, garajes particulares, etc.) a la mayor brevedad posible, con un equipo de profesionales eficientes y altamente cualificados y experimentados.

Scroll to top