Los retos de la movilidad eléctrica y los motivos para confiar en ella

Los retos de la movilidad eléctrica buscan las fórmulas comprometidas con el cuidado del medio ambiente, dada la complejidad del conocido como cambio climático en el que nos encontramos inmersos.

En esa movilidad sostenible se encuadra la apuesta por los vehículos movidos por energías limpias, en sustitución de los motores movidos por los carburantes tradicionales, como el gasóleo o la gasolina.

No obstante, muchas personas interesadas en la adquisición de estos bienes no terminan de convencerse por una serie de dificultades que siguen estando muy presentes para garantizar la autonomía deseada en sus recorridos.

En este post, queremos analizar uno a uno cada uno de los retos de la movilidad eléctrica y las formas en que el sector demuestra que desempeñan un trabajo incansable por solucionar este panorama.

Los grandes retos de la movilidad eléctrica

Los coches y motos híbridos y eléctricos están más a la orden del día conforme transcurre el tiempo.

Tanto las Administraciones como la sociedad en general muestran su compromiso con un planeta mejor cuidado y las medidas para impulsar la venta de estos equipos y la prohibición en dos décadas de circular a través de carburantes convencionales son un buen ejemplo de ello.

En la actualidad, existen ciertos retos de la movilidad eléctrica, impedimentos que limitan su expansión, aunque también cabe destacar que las previsiones indican que, a corto plazo, estos serán solventados:

  • Precio: este es uno de los hándicaps más lamentados por quienes intentan apostar por la tecnología híbrida o eléctrica. En la actualidad, la fabricación de estos vehículos requiere establecer unos precios al público un tanto más elevados que los tradicionales. El gobierno y distintas instituciones, en cambio, tienen programas de subvenciones para sufragar parte del coste de la compra de estos dispositivos que conquistarán las calles y carreteras del futuro.
  • Autonomía: por ahora, los vehículos de este tipo no tienen la capacidad de desplazarse sin detenciones para recargar sus niveles de batería según lo deseado por muchos de los conductores. En cambio, la movilidad cotidiana (que no suele superar, en la mayoría de los casos, el centenar de kilómetros) o la presencia de puntos de carga repartidos por la geografía podrían ser motivos suficientes para desterrar esta limitación.
  • Puntos de carga: los lugares para devolver a las baterías de los vehículos a los niveles válidos para garantizar su funcionamiento son los puntos de carga, las cuales suelen estar situadas en distintos posibles lugares, como parkings, gasolineras (las cada vez más conocidas como electrolineras), comunidades de vecinos, entornos corporativos o garajes domésticos.

En este sentido, uno de los grandes aciertos a la hora de adquirir un vehículo híbrido o eléctrico es apostar también por las instalaciones de puntos de carga para tener a mano los equipos que devolverán al coche o moto a sus niveles óptimos para retomar el camino.

Tener un punto de carga en el garaje doméstico, la opción preferida

Contar con dispositivos de carga de vehículos sin salir de casa es la alternativa más recurrente por parte de los conductores de este tipo de modelos.

Una de las razones más mencionadas por ellos es que la tarifa nocturna puede hacer que la carga sea prácticamente gratis, además de la comodidad, que, en línea al aspecto anterior, se nota en la percepción de que tu vehículo está recargando su energía mientras duermes y recargas las tuyas.

Se puede disfrutar de las ventajas de estos dispositivos en casa, tanto si el garaje es exclusivamente tuyo como si se trata de un aparcamiento compartido con el resto de vecinos de la comunidad.

Según la Ley de Propiedad Horizontal, comunicando tu intención de instalar estos equipos en este lugar, sin necesidad de recabar la autorización de las personas con las que compartes ese espacio.

Por tanto, realizando una comunicación por escrito en la que dejes constancia tu intención de instalar puntos de carga para dar vida a tus vehículos movidos por estos sistemas.

Termired, tu instalador de puntos de carga de confianza

En Termired, creemos que muy pronto se solucionarán todas las limitaciones en un breve período de tiempo, en vista de los grandes esfuerzos mostrados por instituciones, administraciones y ciudadanos por garantizar un mundo mejor. 

Para alcanzar este objetivo, es fundamental entender que la movilidad es uno de los grandes sustentos de este paradigma ecológico que debe instaurarse en la sociedad si queremos dejar a las futuras generaciones un mundo mejor.

Contacta con nosotros y trabajaremos en cualquier entorno para la instalación de puntos de carga de última generación, garantizando una recarga de tu vehículo rápida, eficiente y segura, ya que adaptamos las capacidades de estos equipos a las necesidades de los automóviles.

El asesoramiento personalizado a lo largo del proceso y la calidad de nuestros dispositivos son la base de nuestro éxito en el sector, así como nuestro compromiso con el medio ambiente.

Scroll to top